En este artículo te contamos cómo conseguir un ahorro energético en el transporte por carretera y cómo reducir tus tarifas energéticas.

La mayor parte del presupuesto de las familias va destinado a pagar la energía: transporte, electricidad, agua y gas natural. Un presupuesto que épocas de bajas temperaturas, sobre todo, puede elevarse bastante. A todo esto, sí que hay sumar otros gastos derivados de transporte como los costes de mantenimiento puede hacer reducir la capacidad de ahorro. En este sentido, conviene poner atención no sólo a cómo gastamos la energía no solo para evitar llevarnos sorpresas en las facturas sino porque además, como todo el mundo sabe, el consumo de energía puede suponer malas emisiones a la atmósfera: el humo de los vehículos, por ejemplo, pero también la producción de gas natural y también la de la electricidad (salvo que se genere por una fuente de energía renovable); el agua no contamina pero gastarla innecesariamente puede provocar la sequía, así que también hay que tener cuidado con ella.

 

¿Qué tarifas energéticas elegir?

Ahorrar energía, en definitiva, es necesario por motivos medioambientales pero también por los económicos, sobre todo para la luz y el gas. Una reducción del consumo conlleva automáticamente el coste de la energía, pero dicha reducción puede ser aún mayor con tarifas de luz y tarifas de gas que sean económicas. En este sentido si tus contratos energéticos son caros, lo que tendrás que hacer es buscar tarifas de luz y gas baratas. Un comparador energético es una forma de encontrar lo que necesitas aunque también puedes acudir a sitios webs especializados, como es el caso del siguiente artículo que aportamos a continuación en el que te informan de las tarifas de luz: https://www.companias-de-luz.com/precio-de-la-luz/tarifas/.

En España existen muchísimas comercializadoras energéticas: Naturgy, EDP, Iberdrola, Endesa, Holaluz… Para contratar una tarifa lo podrás hacer a través de distintas vías como puede ser a través de internet por el sistema EDP online, el área privada Mi Endesa, etc. Igualmente puedes acudir a cualquiera de las oficinas de la comercializadora de tu elección, que podrás encontrar en su página web. Además, cabe recordar que existe el mercado regulado y el mercado libre; comercializadoras como EDP se encuentran en ambos mercados, por lo que podrás elegir a cuál de ellos te quieres adscribir.

 

¿Qué medidas podemos tomar para ahorrar energía?

Como hemos indicado en el apartado anterior, una reducción en los costes de la luz hará que pagues menos al final de mes y, además, te puede salir más barato el transporte si tienes un vehículo eléctrico. No obstante, la mayor parte de los vehículos son de gasolina o diésel, que además es mucho más caro que la electricidad. Lo cierto es que los coches y vehículos eléctricos tienen unos costes más elevados y además no hay tanta infraestructura como para poder utilizarlo para grandes viajes, por ejemplo. Hasta que esto no mejore, los conductores siempre preferirán un vehículo de combustión.

Ante este panorama, lo único que podemos hacer para salvar el medio ambiente es optimizar el uso de los vehículos de combustión. ¿Pero cómo? Utilizando el transporte público, que contamina menos que un vehículo privado, llevando camiones con la máxima carga. También es muy positivo ir andando o en bicicleta para las distancias cortas, evitando así las grandes conglomeraciones habituales en las grandes urbes.

Quieres ver mas articulos como como Ahorro energético en el transporte por carretera.

 

También te puede interesar