El manejo de camiones con pluma, requiere además de habilidad, conocimientos y experiencia. Los operadores de estos vehículos deben tener ciertas destrezas para asegurar  el éxito en el manejo y en el trabajo que realiza.

La pluma del camión fue diseñada para elevar, transportar, cargar y descargar todo tipo de cargas de forma sencilla y segura. Y es posible instalarla en la propia cabina o en la parte trasera del camión. Pero debe hacerse con responsabilidad y precisión.

Asimismo, existen camiones grúa de diferentes tamaños y capacidades de carga. Por lo tanto para garantizar la seguridad tanto del operador como del trabajo, es necesario confiar  el manejo de la grúa únicamente a personas que cumplan con ciertos requisitos.

Capacidades requeridas para manejar camiones con grúa

Las personas que manejan estos tipos de camiones, deben ser física y psíquicamente aptas y capaces de operar la grúa con responsabilidad. Además de estar dotados de los conocimientos necesarios, con la formación e información requerida, adecuada y suficiente en el uso de estos camiones.

En la mayoría de las situaciones, las maniobras a realizar con las grúas conllevan alto grado de responsabilidad. Por tal razón, solo debe confiarse su manejo a las personas capacitadas y exentas de contraindicaciones físicas. Tales como limitación de las capacidades visuales y auditivas, tendencia al vértigo y cualquier otro impedimento físico.

Además, deben estar dotadas de rapidez en la toma de decisiones y de reacción.  Y por supuesto, que posean los conocimientos técnicos precisos.

Ante todo,  a los aspirantes a manejar camiones con pluma, se les realizará  un examen médico y psicotécnico, para realizar una selección previa del personal apto. Sin embargo, su especialización en maniobras con la grúa requiere también la realización durante un período de tiempo,  de instrucción teórica y de enseñanza práctica. Además los resultados del curso de enseñanza y entrenamiento deben ser positivos.

Se exige constancia escrita de la formación específica recibida. Además de la autorización escrita del empresario, si es ese el caso, para manejar el equipo de trabajo correspondiente.

La resistencia física del operador es absolutamente necesaria, por tal razón la evaluación médica es imprescindible. Para este trabajo, la posición óptima del cuerpo humano es la postura de sentado o la de pie-sentado.

En las máquinas que disponen  asientos altos es esencial un asiento cómodo para el gruista. El operario debe estar situado de tal forma que permita la visión de todas las operaciones de izado. Obviamente los controles de la máquina deben estar al alcance de él. De modo que este tenga la posibilidad de accionarlos sin realizar ningún esfuerzo adicional.

Revise ahora los mejores seguros de camiones low cost para contar siempre con la mejor opción

Formación  en transporte y logística en ANET

En este sentido, 1.947 personas reciben formación relacionada con el transporte y la logística en ANET en el último año.

Cabe destacar que La Asociación Navarra de Empresarios de Transporte por carretera y Logística (ANET) es un centro de referencia en formación específica para el transporte y la carretera.  En 1987 se convirtió en el primer centro de formación en España que organizó un curso para obtener el Título de Transportista.

Para el año 1999  se creó el carnet específico de Mercancías peligrosas, se homologó para poder entregarlo. En el 2008 al entrar en vigor el CAP, lo instituyó.

Durante este año 2019 se impulsó la formación en logística. Los cursos más demandados son el Certificado de Aptitud Profesional continua (CAP), inglés, francés, conducción eficiente o mercancías peligrosas.

ANET ha impartido desde septiembre 2018 a junio 2019 un total de 142 cursos. Lo que suma un total de 5.291 horas de formación específica sobre transporte y logística.

Casi 2.000 profesionales del sector pasaron por sus aulas para obtener o renovar el CAP. Es una formación obligatoria que deben obtener todos los conductores de camión o autobús. Y que además deben renovar cada 5 años. También realizaron otro tipo de cursos que exige la especialización de la profesión como gestor del transporte.

Además para transportar mercancías peligrosas, ser consejero de seguridad, estiba y sujeción de cargas. Y entrenamiento para realizar actividades auxiliares de almacén. Así como también formación en idiomas inglés y francés. Así como cursos de primeros auxilios, conducción eficiente, atención al viajero, efectos y consecuencias del consumo de alcohol y drogas.

También entrenamiento para acompañante escolar, operaciones con puente grúa, operador de camiones con pluma, formación PRL en transporte, entre otros. Todos los cursos se organizan de acuerdo a las necesidades sectoriales. Así como también considerando las necesidades de cada una de las empresas, las cuales demandan cursos específicos.

Ahora es necesario un conductor de transporte de mercancías esté preparado para ocuparse de la carga y descarga de mercancías, estiba y desestiba. Lo cual va más allá de solo conducir un camión.

Deben adaptarse a las nuevas tecnologías. En especial en todo lo relacionado con el registro de los tiempos de conducción y descanso, la documentación electrónica o la gestión de flotas y la conectividad.

Esta situación hace que el enfoque para la formación, así como los propios profesionales hayan cambiado. En un comunicado ANET  explicó que “La especialización ha ido marcando la necesidad de contar con personal formado para tareas muy concretas».

Contrate siempre el mejor seguro de camiones para estar completamente protegido contra cualquier eventualidad

Aspectos a tener en cuenta en el manejo de camiones con grúa

Es importante para el operador  de camiones con pluma,  tenga conocimientos previos antes de realizar un trabajo. En forma general, además de conocer las características de la carga, debe conocer también las características de la zona de trabajo, para evitar accidentes.

Para realizar de manera segura una ejecución de una maniobra exige el conocimiento  de las características de la carga.  De no conocer el peso de la carga, deberá tener una aproximación por exceso, aplicándole un peso específico. Por ejemplo entre 7,85 y 8 Kg/dm3 para aceros, 2,5 kg/l para el hormigón.

Al peso de la carga se le sumará también el de los elementos auxiliares. Tales como cubas o pinzas entre otros. Conocido el peso de la carga, el operario debe verificar con el diagrama de cargas que el equipo que utilizará es el apropiado. El diagrama está ubicado en una placa en la propia grúa y en el “Manual de Uso del Fabricante”.

Por otro lado, deben evitarse oscilaciones pendulares de la grúa. Cuando la masa de la carga es grande, se pone en peligro la estabilidad de la máquina. Por lo tanto,  en la ejecución de toda maniobra  como norma, se adoptará  que el movimiento de la carga se realice de forma armoniosa. La suavidad de movimientos incide más directamente en la estabilidad  de los camiones con pluma, que la velocidad con que se ejecuten.

  • Por otra parte, las posiciones de trabajo más idóneas para cada equipo y accesorio de la grúa, por norma aparecen en los manuales de uso de los propios equipos.  Por lo tanto es necesario seguir las indicaciones.
  • También es importante conocer el entorno del trabajo. La ejecución de una maniobra de carga en un determinado lugar requiere de su conocimiento. Utilizar normas de señalización de maniobras, respetar distancias de seguridad y tener en cuenta la proximidad a líneas eléctricas, árboles, postes u otros objetos que sean un ser un riesgo para los operarios.

Para encontrar y contratar el mejor seguro, utilice siempre el mejor comparador de seguros de camión.

También te puede interesar