Robos de baterías, retrovisores rotos y tanques de gasolina vacíos. Son algunas de las situaciones a las que están siendo víctimas los transportistas de Cádiz.

Los robos y actos vandálicos se han vuelto más frecuentes en las últimas semanas. Según uno de los socios –llamado Ismael- de la empresa Transportes Económicos, en varias oportunidades han sido víctimas de los robos a sus vehículos.

De hecho la última ocasión fue el martes pasado. Ese día como cualquier otro, los trabajadores se disponían a recoger sus vehículos para comenzar la jornada laboral.

Sin embargo, la sorpresa para los trabajadores fue conseguirse con los camiones sin baterías, con los retrovisores rotos y el tanque de gasolina vaciado.

Ismael dice que “la policía nos ha dicho que es habitual, que los robos suceden por toda la ciudad. También nos dicen que no dejemos aparcados los vehículos en Zona Franca, en los alrededores de Comes, pero hace apenas unas semanas nos ocurrió lo mismo en el solar situado entre los barrios de Puntales y Loreto”

En vista de la situación los transportistas están preocupados. Por eso consideran que es necesario poner cámaras de vigilancia en varios puntos de la ciudad, como una medida de seguridad.

Además, contar con un excelente seguro de camiones podría mejorar la situación. Los transportistas pueden sentirse seguros de estar cubiertos contra este tipo de sucesos.

Los empresarios de transporte responden que este problema de inseguridad se debe en parte a la eliminación de aparcamientos para camiones. Esto para la construcción del carril para ciclistas.

Grandes pérdidas

Los transportistas también aseguran que estos actos delictivos les han costado grandes pérdidas. “El robo en sí puede parecer una tontería, pero los destrozos que ocasionan nos cuestan el dinero y también el no poder dar servicio a un cliente”, asegura Ismael.

Por ejemplo, explicó que en el último robo tuvo un gasto de 1000 euros ya que cada vez que roban la gasolina suelen taladrar el depósito. Esto hace que obligatoriamente tengan que cambiar el depósito entero, que puede llegar a costar más de 1000 euros.

También mencionó que cuando roban las baterías no solo se llevan el aparato, también cortan los cables. Teniendo que instalar un nuevo cableado.

La aplicación de la justicia también tiene indignados a estos trabajadores. Comentan que el  mes pasado, la policía agarró a una persona robando uno de los camiones. A pesar de poner la denuncia. El castigo para el ladrón fue una multa de 90 euros. “Es incomprensible”, mencionan con indignación.

Obtenga el mejor seguro de camiones utilizando el mejor comparador de seguros

Otros afectados

No son solo los transportistas quienes se quejan de la inseguridad. Algunos comerciantes mencionan que también hace unos meses fueron víctimas de una oleada de robos.

La preocupación de los comerciantes no era para menos, ya que los asaltos a sus establecimientos eran todos los días. Sin embargo, a consecuencia de las operaciones de la policía nacional y tras varias detenciones, los robos disminuyeron.

Un caso en particular fue la detención de dos personas el mes de noviembre que habían cometido al menos 18 robos a fuerza a locales comerciales.

También te puede interesar